Can Ribes es una masía típica catalana del siglo XVI con una historia que comienza en el siglo XII.

Habitaciones

Can Ribes dispone de siete habitaciones muy amplias, un comedor grande con chimenea, una amplia terraza cubierta y un antiguo desván con una magnífica vista al Baix Empordà desde donde se puede contemplar el macizo del Montgrí y su característica silueta.

Decoración rústica

La decoración está hecha con muebles de madera maciza, tallados a medida para cada habitación. Algunas de las habitaciones tienen un estilo rústico, sin objetos superficiales, con vigas de madera, paredes de piedra o suelos de baldosas que combinados con colores cálidos hacen de las estancias un espacio acogedor.

Personal

El personal de Can Ribes trabaja con el corazón. Si ustedes son deportistas o desean practicar alguna actividad relacionada con la naturaleza, en Can Ribes les facilitaremos toda la información y contactos que necesiten, así como el servicio de menú especial. Si vienen con niños, hemos pensado en todo lo que se necesita cuando se viaja con ellos: tronas, cunas, juegos, servicio de guardería...

Naturaleza y Entorno

Este paraje natural proporciona la armonía y la tranquilidad necesaria para aquellos que deseen disfrutar de unas vacaciones relajadas o bien para los que quieran aprovechar las actividades deportivas que la propia naturaleza ofrece: rutas a pie, en bicicleta o a caballo.

SUBE